adplus-dvertising
Antonimos

Los antonimos mas usados

Antónimos de Repugnante

/
/
/
383 Views

↓ ¿Cuáles son los antónimos de Repugnante?

Los antónimos de Repugnante son

Antónimos de REPUGNANTE – la información que debes saber


Antónimos son empleados por nosotros cada día. Nos educan sobre ellos en una etapa bastante temprana de la escuela, así que normalmente los empleamos inconscientemente. Sin embargo, el tema de términos opuestos tales como antónimos de Repugnante, así como varios tópicos que hemos estudiado en los libros de texto y de los que hemos estado escribiendo textos y haciendo exámenes, oculta muchos más secretos y curiosidades. ¡Es tiempo de refrescar y perfeccionar su información sobre antónimos!

Repugnante y su antónimo


Tipos de términos opuestos: Los lingüistas cuentan sobre antónimos complementarios, recíprocos y graduales. Ya hemos dicho cuál es el antónimo de REPUGNANTE, ahora aprendamos algo de teoría.
Los filólogos distinguen tres clases de términos opuestos: términos opuestos propios, recíprocos y vocablos con significados adicionales. Vale la pena destacar esta clasificación, porque el tema es muy complejo. La división de los antónimos se construye en base a las particularidades lógicas de cada uno de estos.

Antónimos característicos

Como probablemente adivina, los antónimos propios no son más que palabras contrarias. Aunque, lo que identifica a este tipo de término opuesto de los demás es el hecho de que pueden sostener niveles (por ejemplo, pequeño – grande, más pequeño – más grande, bueno – malo, mejor – peor). Estas expresiones definen características que pueden ser caracterizadas.

Conversiones

Este tipo de término opuesto tiene su correspondiente en el significado de transformación lógica, es decir, relación contraria. Se caracteriza por la proporción, la inconstancia y la oposición. Ejemplos de transformación pueden ser agrupaciones como hermano y hermana, ganar y perder o reparar y romper.

Vocablos con significados adicionales

Se trata de una clase diferente de observación suplementaria, o sea, frases determinadas por el acto de que la negación de una define inmediatamente la convalidación de la otra. Un modelo es la confirmación de que el chico no tiene cabello, de lo que se supone inmediatamente que el joven es pelón. Un resultado semejante no se emplea a los términos opuestos propiamente mencionados. Sólo porque alguien no sea bajo, por ejemplo, no quiere decir que sea alto. Del mismo modo en el tema de las transformaciones: Que el joven no sea un hermano no implica que sea una hermana.

A estas alturas ya sin duda ha entendido bien cuál es el antónimo de REPUGNANTE.

¿Cómo recopilamos los antónimos de REPUGNANTE?

Un diccionario reune la mayoría de las expresiones de un lenguaje. Cada expresión es descrita por otros términos y sus definiciones también son descritas por otras expresiones o en muchas ocasiones incluso por ellos mismos.

Este procedimiento sigue hasta donde sea necesario para aclarar cada palabra, aunque normalmente se condiciona a suministrar la definición de una sola expresión con el fin de crear un entendimiento entre los humanos.
Cuando una persona averigua la definición de una palabra en un glosario, está intentando de analizar lo que significa esa palabra y cómo se vincula con otras.

Cuanta más información se facilite referente a cada vocablo, mejor será el entendimiento de todos de los leedores.
A medida que lector ojea la información de cada palabra, posiblemente se creará una imagen mental de lo que quiere decir esa palabra. Cuantos más vocablos con definiciones semejantes se junten, más precisa será la figura en la mente de cada palabra.

En conclusión, el fin de un diccionario es facilitar una comprensión entre las personas y sus expresiones. Cuanto más datos se suministren acerca de cada vocablo, más precisa será la imagen mental.

A estas alturas ya sin duda ha entendido bien cómo encontramos los antónimos de Repugnante.

Repugnante y otras palabras – Antónimos y sinónimos – en qué se diferencian


Igual y antónimos , debido a su popularidad, pueden ser elementos muy llamativos para la búsqueda de nombres genéricos. Contrariamente a las apariencias, encontrar un sinónimo valioso es bastante más difícil que extender un reciente nombre desde el inicio, es decir, formar un neologismo. Se podría decir que un sinónimo tiene una restricción más: ya posee sus razón y es difícil cambiarlos.

Las palabras del diccionario se consiguen dispuestas en otras clases. Es un sistema muy lógico de palabras y sus conceptos. Alcanzamos escoger palabras con un significado cercano (por ejemplo, “grande” – “extenso”, “grande” – “enorme”) o pares de palabras con un concepto contrario (por ejemplo, “grande” – “pequeño”).

¿En qué sitio encontramos palabras opuestas?

Pienso que la fuente de los antónimos de mejor calidad que podrías conseguir somos nosotros mismos. La gente debe ser estudiada como una dualidad. Resultamos ser pequeños o grandes, somos salvajes o civilizados, estamos alegres o enfadados. De ese modo hay una suerte de oposición en cada individuo.
En el momento en que llegamos al mundo empezamos como un niño. Los pequeños no poseen sentido de la integridad ni cualquier clase de sistema de razonamiento lógico. Se rigen por sus sentimientos e impulsos.
De ese modo, con el paso del tiempo nos volvemos menos emocionales y más racionales. La ilustración más palpable de esto es, indudablemente, nuestro sistema de educación que nos enseña para llegar a ser adultos.
Se nos enseña a ser independientes, autónomos, sensatos y lógicos.

This div height required for enabling the sticky sidebar