Antonimos

Los antonimos mas usados

Antónimos de Ruin

/
/
/
973 Views

↓ ¿Cuáles son los antónimos de Ruin?

Antonimos:

  • digno, honrado

Antónimos de RUIN – lo que debes saber

La tierra está construida de contrastes. En el globo terráqueo localizamos direcciones geográficas contrapuestas: norte-sur, este-oeste. Continuando esa división, con frecuencia usamos la oración “algo se encuentra en los polos opuestos”. Tampoco es raro que utilicemos palabras que combinamos en pares opuestos: “anverso – reverso”, “dos caras de una moneda”, “comienzo – final”, “positivo – negativo”.

A menudo estas oposiciones se localizan en diversos sistemas de signos. Por ejemplo, en el argot matemático tenemos los valores (+) y (-)”, y en los semáforos el mensaje “permitido – no autorizado”, que se manifesta por la desigualdad de colores verde – rojo. Unos de estos pares de términos pueden incluso ser evaluados como negativos o positivos: malo – bueno. Y si no tiene tales conceptos escritos en las palabras, la apreciación surge en las asociaciones.

En esta sección aprenderemos de las palabras y conceptos opuestos, no solo sobre antónimos de Ruin, pero de cualquier otra palabra española. Esta comparación en la lengua se denota negación o contradicción.

De ese modo son todos las palabras y sus antónimos, también los antónimos de Ruin.

Antónimo de Ruin – ¿qué es un antónimo?

Una vez sabido cuál es el término opuesto para Ruin, nos podemos plantar una pregunta sobre cómo aprende la gente los antónimos.

La mayor parte de la gente parece estudiar los antónimos de la forma que aprenden los sustantivos, relacionándolos con sus contrarios. Otro modo en que las personas aprenden antónimos es formando un modelo mental de lo que significan cada palabra. Como por ejemplo, cuando se memoriza la expresión “caliente”, se logra visualizar algo que se detalla como una llama, y luego aceptar que “frío” indica “no llama”. Así es como la mayoría de los niños parecen aprender estas palabras. Hablamos de todas las palabras, también de los antónimos de RUIN

El modo en que las personas parecen estudiar los antónimos es limitada e ineficaz, ya que precisa que un humano tenga una vivencia repetitiva en las dos palabras durante varios años, antes de que consiga entender el vínculo entre ellas.

¿Cómo buscamos los antónimos de Ruin?

La compilación de cualquier glosario, incorporando un léxico de términos opuestos, comienza con una auténtica perspectiva del mundo. Todos los glosarios son, en esencia, subjetivos. En el lugar de un léxico que trata explicar términos opuestos, esto puede no ser evidente a simple vista.

Para asimilar cómo los lexicógrafos recopilan los glosarios de términos opuestos, primero debemos definir qué quiere decir con exactitud “antónimos” y por qué están interesados en seleccionar diccionarios de términos opuestos.

Este otro ejemplo, es el de un investigador de la IA que responde el problema de lenguaje natural.

Ruin y otras palabras – ¿Cuál es la diferencia entre antonimos y sinonimos?

Por ejemplo, dada la palabra de entrada “grande”, buscaría las oraciones más análogas a ella: fundamentándose en su repetición en el contexto y otros elementos. Así hallamos que las mejores casualidades son: grande, gigante, formidable. Hecho esto, pasamos a buscar opuestos, del mismo modo, con un ejercicio automático e inteligencia artificial. Así que luego crearía un modelo de cómo la gente enlaza estos vocablos, verbigracia que son antónimos entre sí.

Luego conseguiría usar este modelo para ver si hay algún patrón en el uso de los vocablos que enseñe un sinónimo y antónimo.

¿Qué expresa la gramática sobre los términos opuestos de RUIN y otras palabras?

Es indudable que hay muchos pares de palabras que nos presentan la angosta conexión entre los idiomas y la realidad. Muchos de estos uniones no sólo se encuentran en inglés, sino también en otros lenguajes. Esto es debido a que todos los intelectos humanos confrontan dificultades iguales cuando tratan de entender el mundo que los envuelve. Puedo indicarles unos cuantos ejemplos. Por ejemplo, cuando hablamos del entorno, el término “dentro” es opuesta a la el vocablo “fuera”. Esto nos dice que para todas las personas siempre existe algo dentro y algo fuera. Lo comprendemos porque siempre que queremos considerar el entorno solemos usar palabras como estas.

Otro ejemplo es “feliz” y “triste”. En este caso las palabras nos expresan que existen 2 tipos distintos de sentimientos. Lo sabemos porque no podemos percatar los dos al mismo momento.
Esta no es la historia entera. Podemos seguir con estos antónimos por largo tiempo.

¿Por qué deberíamos entender los antónimos de RUIN y otras palabras?

El concepto de antónimos es muy importante desde el punto de vista de los expertos en gramática, pero igualmente para escritores, e incluyendo para los psicólogos. La percepción y la definición de los verbos antagónicos es algo que las personas han hecho para ellos mismos a medida que se desarrolla su lengua y los modos de pensamiento.

Es un hecho relevante el cómo hemos creado un idioma que opera para la gente, y permite comprender y organizar el entorno. Por ejemplo, mientras que los humanos se desarrollaron precisaron ser capaces para delinear el entorno, por lo que crearon términos antagónicos como frío y calor. Esos son definiciones con los que podemos narrar evidentemente una situación.

Igualmente se aplica al concepto de antónimos. Es una forma de describir algo con vocablos, para que podamos hablar sobre ello.
El asunto es que esto no trabaja así para las computadoras. No es fácil programar un ordenador para que conozca perfectamente las correspondencia antagónicas de distinto nivel entre las palabras.
Los colectivos no son androides, así que la creación de los antónimos es un concepto humano que no actúa para los ordenadores. Un robot no tiene ser descrito como algo que es lo opuesto a otra cosa.

¿Cómo hallan los lexicógrafos los antónimos?

Examinemos la manera en que los seres humanos memorizan un lenguaje. Primordialmente debemos estudiar un conjunto de emblemas y sus conceptos a fin de poder relacionarnos con otras personas. Luego, como personas maduras, utilizamos esos símbolos dentro de nuestros hábitos continuos aunque existan agrupaciones arbitrarias de sonidos o signos (por ejemplo, escrituras y palabras construidas de estas letras). Únicamente pues se nos adiestro en que alguna conjugación de ruidos mantiene una connotación que les otorga sentido.
Pensemos que pudiéramos adiestrar a los animales a emplear el habla del hombre. Aprenderían los símbolos autoritarios y sus conceptos. Pero, no obligatoriamente comprenderían lo que designan esas palabras, porque no se les ha enseñado ningún significado del mundo cierto atrás de ellas.
Por ejemplo, si le contáramos a un canino que la palabra “caramelo” representa comida, entonces cada vez que oigan el termino “chuchería”, desearán adquirir algo bueno. Pero unicamente porque los humanos les hayan mostrado que este signo significaba comida no significa que los perros entiendan lo que significa.

Lo mismo sucede con las designaciones. Las denominaciones son emblemas del todo arbitrarios que las personas han entendido como aliar con una persona o elemento. Los términos no presentan una connotación característico en sí mismo, aunque a causa de que se nos enseñó que indican algo, en el momento que oímos una designación le otorgamos un significado.
En esta ocasión es donde entra el concepto de antónimos. Un antónimo es una palabra que tiene un significado opuesto a otro término, y logra ser utilizado como una herramienta para entender lo que indican los términos.

This div height required for enabling the sticky sidebar