Antonimos

Los antonimos mas usados

Antónimos de Teoria

/
/
/
2067 Views

↓ ¿Cuáles son los antónimos de TEORIA?

Antonimos:

  • práctica, pragmatismo

Antónimos de TEORIA – Todo lo que tienes que saber

El mundo está construido de contrastes. En el globo terráqueo encontramos rutas geográficas contrarias: este-oeste, norte-sur. Continuando esta separación, con frecuencia empleamos la frase “algo se encuentra en los polos opuestos”. Ni es raro emplear expresiones que juntamos en pares contrarios: “positivo – negativo”, “comienzo – final”, “dos caras de una moneda”, “anverso – reverso”.

Muchas veces estas oposiciones se hallan en diferentes sistemas de símbolos. Como ejemplo, en la jerga matemática tenemos los valores positivo y negativo”, y en los semáforos el aviso “autorizado – no permitido”, que se comunica por la desigualdad de colores verde – rojo. Unos de estos pares de términos pueden también ser examinados como positivos o negativos: malo – bueno. Y si no hay tales conceptos escritos en las palabras, la evaluación surge en las asociaciones.

En este apartado conoceremos de las expresiones y significados opuestos, no solo sobre antónimos de Teoria, pero de cualquier otra palabra del idioma castellano. Ese cotejo en la lengua se llama contradicción o negación.

De esa manera funcionan todos las palabras y sus antónimos, también los antónimos de TEORIA.

Teoria y su antónimo

Una vez sabido cuál es el término opuesto a Teoria, nos podríamos preguntar en qué forma aprende la gente los antónimos.

La mayoría de la gente parece aprender los antónimos de la manera que aprenden los sustantivos, relacionándolos con sus contrarios. Otro modo en que la gente aprende antónimos es elaborando un modelo mental de lo que significan las palabras. Por ejemplo, cuando se aprende la expresión “caliente”, se puede visualizar algo que se especifica como una flama, y después asumir que “frío” indica “no llama”. Así es como la mayoría de los niños aprenden esas palabras. Nos referimos aquí a todas las palabras, también de los antónimos de TEORIA

El modo en que la gente parece estudiar los antónimos es limitada e ineficaz, ya que necesita que una persona experimente una experiencia repetitiva en las dos palabras en muchos años, antes que logre comprender el vínculo entre ellas.

¿Cómo recopilamos los antónimos de Teoria?

Los lingüistas reúnen glosarios de antónimos siguiendo el mismo procedimiento que el usado para la compilación de cualquier diccionario.
Es en realidad un método muy fácil de recoger vocablos, anotar cuáles son antónimos y posteriormente reunir el registro de términos opuestos.
Es un método sencillo, verdaderamente. Simplemente recopilar palabras y registrar cuáles son términos opuestos.

Y de esta manera para casi todas los vocablos del diccionario.

En conclusión, este procedimiento funcionaría bien para recopilar glosarios de antónimos, porque es completo e incluye todos los pasos necesarios.

Teoria y otras palabras – Antónimos y sinónimos – en qué se diferencian

¿Hay alguna otra frase que se emplee en el mismo contexto?

La segunda cosa es encontrar los vocablos que no tienen un opuesto evidente, como “oído”. Se sabe que en general (salvo contextos muy delimitados) los semejantes de estas palabras no existen.

Un sinónimo tiene su opuesto. Es opuesto – una conclusión que representa el opuesto del significado. Contrario es el término contrario. Ejemplos de antónimos son: “caluroso” y “fresco”, “alto” y “bajo”, “destapado” y “tapado”. Los antónimos, como los sinónimos, son distinto. Los contrarios podrían resultar de la jerarquía, por ejemplo: “pequeño” y “grande”, “joven” y “anciano”, “bajo” y “largo”. En esta ocasión, no representan cualidades opuestas independientes, sino que son un medio habla de manifestar la gradación. Los pares de palabras contrarias son contrario añadidos. Al objetar a los incognitos, la negación se cambia en una declaración: “el es cónyuge” y “el no es solterón, “ella es soltera” y “no tiene esposo”. Otra forma de antónimos es la conversión. Los llamamos parejas de vocablos, por ejemplo: “adquirir” y “vender”, “irse” y “regresar”. “Antónimo” también tiene un contrario. Es la palabra “sinónimo”.

¿En qué momento conocen los chicos los antónimos de TEORIA y otras palabras?

Los pequeños primero aprenden a reconocer los conceptos y luego a clasificarlos.
Comprenden su propio lenguaje, sus preferencias nutricionales y los miembros de su familia. El protocolo de formación suele ser pausado, aunque posibilita al niño crear una base de datos individual de habilidades que puede usarse para la toma de decisiones o la solución de problemas.
No obstante el lenguaje se aprende mediante la repetitividad y la memorización. Los pequeños no pueden entender sentido de los vocablos hasta que no están habituados con el significado de otras palabras.

¿Por qué deberíamos saber los antónimos de Teoria y otras palabras?

Dominar los antónimos es concebir el entorno desde una perspectiva diferente. Nos posibilita comprender que podemos estar desencaminados sobre lo que imaginamos, y mirar las cosas de una forma diferente a como se comprende en un tiempo dado.

Sin importar el tipo de conocimiento, ser facultado para sopesar lo provechoso y lo malo es importante. En cierto sentido, esto puede ser utilizado como un modo de explicarse que las cosas casi siempre pueden ser diversas a como se asume en estos tiempos.

Es posible establecer que dominar los antónimos es un medio para desarrollar nuestros límites. Nos permite valorar los aspectos beneficiosos y negativos de un par ideas en pugna, y posteriormente alcanzar a una mayor comprensión de la que gozabamos anteriormente.

Según los psicólogos ameritamos saber el uso de los antónimos porque nos posibilitan para ver la sociedad desde una visión desigual. Es necesario comparar los aspectos provechosos y poco provechosos de dos ideas contrapuestas.

¿Cómo hallan los lexicógrafos los opuesto?

Contemplemos el modo en que los seres humanos estudian un idioma. Primero tenemos que estudiar un grupo de signos y sus conceptos para poder tratar con otras personas. Luego, como adultos, utilizamos esos signos en el interior de nuestras costumbres diarias aunque sean entidades arbitrarias de ruidos o signos (como, grafemas y términos elaborados de las grafemas). Sólo pues se nos instruyó de que una mezcla de ruidos abarca un concepto que les otorga una interpretación.
Supongamos que lográramos aleccionar a los animales a usar el argot humano. Aplicarían los símbolos injustos y sus connotaciones. Pero, no obligatoriamente entenderían lo que representan esas palabras, porque no se les ha adiestrado ni un solo significado del mundo real atrás de ellas.
Como, si le contáramos a un perro que el término “caramelo” significa comida, así siempre que perciban el termino “caramelo”, esperarán obtener algo generoso. Más unicamente porque los humanos les hayan mostrado que este emblema significaba comida no significa que los caninos entiendan lo que significa.

De igual manera pasa con las designaciones. Las denominaciones son signos del todo autoritarios que los humanos han entendido como asociar con una persona u objeto. Los términos no presentan una connotación propio en sí mismo, aunque a causa de que se nos enseñó que es algo, cuando percibimos una designación le otorgamos algún significado.
Aquí es donde queda el significado de antónimos. Un antónimo es un término que dispone de un significado opuesto a otra palabra, y puede ser utilizado como un instrumento para entender lo que significan las expresiones.

This div height required for enabling the sticky sidebar