Antonimos

Los antonimos mas usados

Sinónimos de Tesoro

/
/
/
1487 Views

↓ ¿Cuáles son los Sinónimos de TESORO?

Sinónimos:

  • dinero, caudal, fortuna, valores, bienes, riquezas
  • alhaja, prenda
  • erario, fisco, hacienda

Antónimos de TESORO – la información que debes saber

El mundo está construido de contrastes. En el globo hallamos direcciones geográficas opuestas: este-oeste, norte-sur. Continuando esta división, con frecuencia empleamos la frase “algo se encuentra en los polos opuestos”. Ni es extraño usar expresiones que unimos en pares contrarios: “anverso – reverso”, “dos caras de una moneda”, “comienzo – final”, “positivo – negativo”.

Frecuentemente estas oposiciones aparecen en diferentes sistemas de símbolos. Como ejemplo, en la notación matemática contamos los valores (+) y (-)”, y en los semáforos el mensaje “permitido – no autorizado”, que se manifesta por la diferencia de colores verde – rojo. Algunos de estos pares de términos consiguen también ser examinados como positivos o negativos: malo – bueno. Y si no tiene tales significados escritos en las palabras, la apreciación aparece en las asociaciones.

En este apartado entenderemos sobre las palabras y definiciones opuestas, no solo sobre antónimos de TESORO, pero de cualquier otra palabra castellana. Tal comparación en la lengua se nombra negación o contradicción.

Así son todos las palabras y sus antónimos, también los antónimos de Tesoro.

Tesoro y su antónimo

Una vez conocido cuál es el término opuesto para Tesoro, nos podríamos preguntar en qué forma aprendemos los antónimos.

La mayoría de la gente parece aprender los antónimos de la forma que aprenden los sustantivos, asociándolos con sus opuestos. Otro modo en que la gente aprende antónimos es elaborando un modelo mental del significado de cada palabra. Por ejemplo, la ocasión en que se aprende la palabra “caliente”, se consigue visualizar algo que se detalla como una candela, y luego asumir que “frío” indica “no llama”. Esto es como casi todos los niños parecen aprender esas palabras. Hablamos de todas las palabras, también de los antónimos de TESORO

La manera en que la gente parece estudiar los antónimos es limitada e ineficiente, ya que precisa que un humano experimente una experiencia repetitiva en las dos palabras a lo largo de muchos años, antes de que consiga saber la conexión entre ellas.

¿Cómo buscamos los antónimos de Tesoro?

Los lingüistas seleccionan glosarios de antónimos siguiendo el mismo procedimiento que el empleado para la compilación de cualquier glosario.
Es verdaderamente un método bastante fácil de recolectar palabras, anotar cuáles son antónimos y posteriormente recopilar el repertorio de términos opuestos.
Es un método sencillo, en realidad. Solo es recopilar vocablos y anotar cuáles son términos opuestos.

Y de esta manera para prácticamente la mayoría de las palabras del diccionario.

Concluyendo, este método funcionaría bien para compilar diccionarios de antónimos, puesto que es bastante completo e incluye todos los pasos necesarios.

Tesoro y otras palabras – ¿Cuál es la diferencia entre antonimos y sinonimos?

¿Hay algún otro vocablo que se utilice en el mismo contexto?

La segunda cosa es buscar las palabras que no poseen un antagónico explícito, como “armario”. Se supone que en general (salvo contextos muy delimitados) los sinónimos de estos términos no existen.

Un igual posee su opuesto. Es opuesto – un término que representa el inverso del motivo. Opuesto es el término opuesto. Ejemplos de antónimos son: “caliente” y “frío”, “alto” y “bajo”, “destapado” y “tapado”. Los contrario, como los iguales, son diferentes. Los contrarios pueden resultar de la gradación, por ejemplo: “pequeño” y “grande”, “joven” y “anciano”, “pequeño” y “alto”. En esta ocasión, no significan aptitudes opuestas independientes, sino que son un medio habla de expresar la jerarquía. Los semejantes de vocablos contrarias son contrario complementarios. Al objetar a los incognitos, la oposición se convierte en una exposición: “el es cónyuge” y “el no es solterón, “ella no tiene esposo” y “no tiene esposo”. Otra manera de opuesto es la transformación. Los nombramos parejas de palabras, por ejemplo: “comprar” y “despachar”, “irse” y “volver”. “Antónimo” asimismo tiene un antónimos. Es la palabra “sinónimo”.

¿Qué manifiesta la filología sobre los términos opuestos de TESORO y otras palabras?

Es evidente que existen muchos dúos de palabras que nos presentan la estrecha unión entre los idiomas y la verdad. Muchos de estos emparejamientos no sólo se encuentran en inglés, sino también en otros lenguajes. Esto es debido a que todas las mentes humanas confrontan inconvenientes semejantes cuando tratan de entender el entorno que los envuelve. Puedo darles varios ejemplos. Por ejemplo, cuando nos referimos a el espacio, la palabra “dentro” es antónima a la la palabra “fuera”. Esto nos manifiesta que para todos nosotros invariablemente hay algo dentro y algo fuera. Lo comprendemos porque siempre que tratamos pensar en el espacio tenemos que usar vocablos como estas.

Otro ejemplo es “feliz” y “triste”. Aquí los vocablos nos manifiestan que hay 2 tipos distintos de sentir. Lo entendemos porque no podemos percibir los dos al mismo tiempo.
Esta no es la aclaración entera. Podemos seguir con estos términos opuestos por largo tiempo.

¿Por qué deberíamos dominar las palabras opuestas de Tesoro y otras palabras?

El concepto de antónimos es muy importante desde la optica de los especialistas del lenguaje, pero también para dramaturgos, e incluyendo para los psicólogos. La idea y el concepto de los términos contrarios es una herramienta que las personas han elaborado para ellos mismos a medida que se transformaba su lengua y los modos de reflexión.

Es un caso interesante el cómo hemos estructurado un léxico que es funcional para la gente, y permite saber y sistematizar el planeta. Por ejemplo, mientras que las personas se transformaron requirieron ser aptos para delinear el ambiente exterior, así que desarrollaron términos opuestos como frío y calor. Ellos son definiciones con los que podemos narrar fácilmente una coyuntura.

Igualmente se ajusta a la definición de antónimos. Es una manera de narrar algo con términos, para que podamos hablar sobre ello.
El dilema es que esto no opera así para las maquinas. No es fácil programar un computador para que entienda perfectamente las interrelaciones contrarias de distinto escalafón entre los términos.
Los humanos no son computadoras, en virtud de que la invención de los antónimos es un término humano que no procede para los pc. Un robot no debe ser señalado como algo que es lo contrario a otra cosa.

¿Cómo encuentran los lexicógrafos los contrario?

Examinemos la forma en que los humanos aprenden un lenguaje. Primordialmente debemos estudiar un grupo de emblemas y sus significados a fin de poder relacionarnos con los demás. Después, como personas maduras, empleamos esos emblemas dentro de nuestros hábitos continuos aunque sean entidades autoritarias de sonidos o símbolos (como, grafemas y términos elaborados de las grafemas). Solamente pues se nos instruyó de que alguna unión de ruidos tiene un significado que les proporciona una lectura.
Pensemos que lográramos enseñar a los animales a utilizar el habla humano. Memorizarían los signos autoritarios y sus connotaciones. Sin embargo, no obligatoriamente comprenderían lo que significan esas expresiones, ya que no se les ha aleccionado ningún significado del mundo real atrás de ellas.
Como, si le dijéramos a un canino que la palabra “golosina” significa alimento, entonces siempre que perciban la expresión “caramelo”, esperarán obtener una cosa agradable. Más sólo ya que las personas les hayan enseñado que este símbolo representaba comida no indica que los caninos entiendan lo que indica.

Igual pasa con los nombres. Los nombres son signos absolutamente autoritarios que las personas han aprendido a aliar con una persona u objeto. Los términos no presentan una connotación propio en sí mismo, no obstante en vista de que se nos enseñó que significan algo, en el momento que escuchamos un nombre le cedemos algún sentido.
Acá es donde queda el concepto de antónimos. Un antónimo es una palabra que tiene una connotación contraria a otra palabra, y logra ser utilizado como un medio para comprender lo que quieren decir las expresiones.

This div height required for enabling the sticky sidebar