adplus-dvertising
Antonimos

Los antonimos mas usados

Antónimos de Vampiro

/
/
/
350 Views

↓ ¿Cuáles son los antónimos de VAMPIRO?

Los antónimos de Vampiro son

Antónimos de Vampiro – Todo lo que tienes que saber


Una de las razones para emplear los antónimos es la estética del lenguaje.
Antónimos permiten resaltar las desigualdades dichas en el lenguaje. Señalan desemejanzas en el raciocinio y emociones. Enriquecen el vocabulario, aunque el uso de expresiones antonímicas no siempre certifica una palabra correcta. Es importante mencionar que puede ser absurdo elaborar una frase de antónimos en el contexto de todo el repertorio de definiciones de un vocablo.

De esa forma funcionan todos las palabras y sus antónimos, también los antónimos de VAMPIRO.

Antónimo de VAMPIRO – ¿qué es un antónimo?


Ya conoce cuál es el término opuesto para Vampiro.
Pero, ¿un antónimo es lo mismo que oxímoron?
En muchas ocasiones se confunde a antónimos con los oximorones. Si ha repasado este escrito, posiblemente note la diferencia entre ellos. Sin embargo, es importante recordar que un oxímoron es el empleo de palabras que no sólo se refutan entre sí en cuestión de significado, sino que más que todo una de ellas describe a la otra. Así que “camino sobre el fuego y el hielo” es un antónimo, mientras que “el hielo ardiente” se refiere a un oxímoron.
Nos referimos aquí a todas las palabras, también de los antónimos de VAMPIRO.

¿Cómo recopilamos los antónimos de Vampiro?


En primer lugar, un lexicógrafo consigue antónimos del modo como lo haría una mente inquisidora. Notan y contrastan expresiones con definiciones parecidas hasta que descubren eso que las vuelve distintas y por esa razón su contrario.

Una porción del problema de conseguir antónimos es seleccionar una expresión lo convenientemente universal para que contenga la totalidad de los conceptos de un vocablo concreto.

También es bastante difícil hallar antónimos para varios vocablos.

Es difícil hallar antónimos para las palabras. Para algunos términos, lo contrario ni siquiera se puede conseguir.

Por ejemplo, ¿qué es lo contrario a existir?

Bien, este contexto hay otro ejemplo de una expresión que no posee un contrario. ¿Qué es lo opuesto al tiempo?

VAMPIRO y otras palabras – ¿Cuál es la diferencia entre antonimos y sinonimos?


¿Hay alguna otra palabra que se utilice en la misma narración?

La segunda cosa es averiguar los vocablos que no poseen un antónimo claro, como “bicicleta”. Se infiere que en general (salvo contextos muy determinados) los semejantes de estas frases no están.

Un sinónimo tiene su contrario. Es contrario – un término que alcanza el inverso del motivo. Opuesto es el término contrario. Ejemplos de antónimos son: “caluroso” y “fresco”, “largo” y “chico”, “destapado” y “cerrado”. Los antónimos, como los iguales, son distinto. Los antónimos podrían derivar de la gradación, por ejemplo: “pequeño” y “grande”, “chavo” y “anciano”, “bajo” y “largo”. En este caso, no representan cualidades opuestas individuales, sino que son un canal habla de manifestar la gradación. Los pares de vocablos contrarias son contrario añadidos. Al objetar a los incognitos, la negación se cambia en una exposición: “el es cónyuge” y “el no es solterón, “ella es soltera” y “no está casada”. Otra forma de antónimos es la transformación. Los llamamos parejas de palabras, por ejemplo: “comprar” y “vender”, “salir” y “regresar”. “Antónimo” también tiene un antónimos. Es la palabra “sinónimo”.

¿Qué manifiesta la gramática sobre los antónimos de Vampiro y otras palabras?

Es cierto que hay varios pares de palabras que nos enseñan la estrecha conexión entre los lenguajes y la realidad. Muchos de estos uniones no sólo están en inglés, sino también en otros idiomas. Esto es debido a que todos los intelectos humanos confrontan problemas similares cuando tratan de entender el ambiente que los envuelve. Puedo darles unos cuantos ejemplos. Por ejemplo, cuando nos referimos a el entorno, la palabra “dentro” es antónima a la la palabra “fuera”. Esto nos dice que para todos nosotros invariablemente hay algo dentro y algo fuera. Lo comprendemos porque cada vez que queremos entender el entorno tenemos que usar vocablos como estas.

Otro ejemplo es “feliz” y “triste”. En este caso los vocablos nos dicen que hay dos clases distintas de sensaciones. Lo comprendemos ya que no podemos pensar ambos al mismo tiempo.
Esta no es la justificación completa. Podemos seguir con estos antónimos por largo tiempo.

¿Por qué deberíamos dominar las palabras contrarias de Vampiro y otras palabras?


Conocer los antónimos es observar el entorno desde una perspectiva diferente. Nos ayuda analizar que podemos estar errados sobre lo que pensamos, y ver las cosas de una manera desigual a como se conoce en un tiempo dado.

Sea cual sea el tipo conocimiento, ser apto para ponderar lo positivo y lo malo es necesario. En cierto sentido, esto puede ser usado como un medio de saber que las cosas habitualmente pueden ser desigual a como se supone en esta época.

Se podría establecer que entender los antónimos es una forma para aumentar nuestros propósitos. Nos posibilita sopesar los aspectos buenos y menos favorables de dos ideas en contradicción, y después alcanzar a una mas clara comprensión de la que gozabamos antes.

Según los psicólogos debemos entender el uso de los antónimos porque nos posibilitan para ver el entorno desde un panorama desigual. Es relevante diferenciar los aspectos buenos y nocivos de dos ideas enfrentadas.

Antónimos y la ciencia

Un buen paradigma de antinomia es la contradicción del farsante que asiente cualquier cosa en este sentido: “Lo que expreso es mentira” . Aunque, si le comento esta oración para que parezca falsa, entonces por definición no logra ser cierta, pero sí lo es, si lo que digo es falso… Una paradoja. La contradicción del mentiroso es una paradoja autorreferencial que se podría enunciar de la siguiente forma: Esta declaración (o proposición) es mentira. El anunciado es absolutamente verdadera o falsa, pero si es verdadera por lo tanto lo que comenta debe ser falso, y viceversa.

¿Para qué usamos contrario?

Un contrario es una frase que tiene el termino contrario al de otras palabras. Por ejemplo, “grande” y “pequeño” son opuestos, al igual que bastantes palabras en inglés como “bondadoso” y “malvado”, o “agradable” y “despiadado”.
Su interrogante de “¿Por qué usamos contrario ?” es una pregunta que llama a la reflexión, y hay que decir que experiencia diferentes contestaciones posibles. Una respuesta sería porque si desea informar con precisión lo que quiere decir con las vocablos, entonces puede ser muy valioso proporcionar el significado opuesto utilizando otra palabra o frase.

Tenemos que entender los opuestos ya que pueden ser muy favorables. Como, a menudo es posible hallar si una palabra tiene un contrario solamente viendo la palabra misma (conseguimos hacerlo no sólo con palabras sino también con diversas formas de comunicaciones como frases y oraciones). El motivo por lo cual es beneficioso comprender el contrario de un término en concreto reside en el caso de que los contrarios sostienen valiosas semejanzas además de sus desigualdades. Analizaremos estos parecidos.
Una similitud entre los opuestos es que uno y otro representan un conglomerado completo y cerrado. Son, por así decirlo, las dos puntas de un espectro (la singularidad acá son las expresiones con variados antónimos).
Otra semejanza entre los contrarios es que uno y otro tienden a ser utilizados en los mismos ámbitos. Muchas palabras tienen múltiples significados y en consecuencia un montón de entornos de utilización.

Así, aunque existen muchas diversidades entre los términos distintos y los términos no antonómicos por igual, además se tienen cantidad de similitudes.
Así que en conclusión, tenemos que conocer los opuestos, porque llegan a ser muy útiles.

This div height required for enabling the sticky sidebar

Esta web usa cookies para mejorar la experiencia del usuario. Acepta las cookies por seguir usando el sitio web.

Politica de Privacidad