Antonimos

Los antonimos mas usados

Antónimos de Vehemencia

/
/
/
587 Views

↓ ¿Cuáles son los antónimos de VEHEMENCIA?

Los antónimos de Vehemencia son

Antónimos de Vehemencia – la información más importante


Un antónimo es una palabra o un término más largo (una oración), que denota lo opuesto, en otras palabras, el significado contrario de otra expresión. Una esfera de entendimiento que trata, a demás, con anonimidad es la lingüística. Otro nombre para la palabra antónimo (esto es, un parecido de la expresión antónimo) es: palabra opuesta, contrario, opuesto. ¿Ya ha entendido bien cuál es el antónimo de Vehemencia?

Pongamos por caso que soy soy un alumno que tiene problemas en la asignatura de álgebra, mis papás podrían decirme que “trabaje más duro” en lugar de indicarme solamente que les alarman mis calificaciones.

Antónimo de VEHEMENCIA – ¿qué es un antónimo?


Clases de términos opuestos: Diferenciamos antónimos complementarios, recíprocos y graduales. Ya hemos dicho cuál es el antónimo de vehemencia, ahora aprendamos algo de teoría.
Los filólogos diferencian 3 clases de términos opuestos: antónimos graduales, conversiones y vocablos con definiciones suplementarias. Vale la pena señalar esta clasificación, porque el asunto es muy complicado. La clasificación de los términos opuestos se construye en base a las características sensatas de cada uno de estos.

Términos opuestos característicos

Como posiblemente preve, las antonimias propias no son más que palabras opuestas. Sin embargo, lo que distingue a este tipo de término opuesto del resto es el acto de que pueden sostener grados (por ejemplo, pequeño – grande, más pequeño – más grande, bueno – malo, mejor – peor). Estas expresiones fijan características que pueden ser calificadas.

Conversión

Este clase de antónimo tiene su semejante en el significado de conversión deductiva, es decir, vínculo opuesto. Se determina por la simetría, la inconstancia y la contradicción. Modelos de conversión pueden ser grupos como hermano y hermana, ganar y perder o reparar y fastidiar.

Términos con significados adicionales

Se refiere a una clase distinta de apunte adicional, es decir, expresiones calificadas por el acto de que la negación de una define automáticamente la ratificación de la otra. Un modelo es la confirmación de que el chico no posee pelo, de lo que se supone inmediatamente que el hombre es lampiño. Un resultado similar no se adapta a los términos opuestos propiamente expuestos. Sólo porque alguien no sea bajo, por ejemplo, no quiere decir que sea alto. De manera similar en el caso de las transformaciones: Que el chico no sea un hermano no implica que sea una hermana.

A estas alturas ya sin duda tiene claro cuál es el antónimo de Vehemencia.

¿Cómo recopilamos los antónimos de Vehemencia?


Existen muchos planteamientos para recopilar diccionarios de términos opuestos. El más viejo y artesanal es seleccionar el diccionario uno mismo. La segunda opción es emplear un sistema informático. La siguiente opción es utilizar una IA. El 1er planteamiento es obviamente el que más tiempo consume, aunque tiene la capacidad de fundar un diccionario propio que refleje las propias actitudes y destrezas de la persona.

Por ejemplo, si está seleccionando un diccionario de antónimos para que sus estudiantes lo utilicen en su clase del español, quizás es mejor comenzar con una serie de expresiones comúnmente empleadas por los adolescentes hispanohablantes de hoy. El segundo enfoque es usar un sistema informático. Un ejemplo de este proceso podría ser la aplicación “WordNet”creada por una universidad norteamericana.

Y los programas de Inteligencia Artificial, es decir, Inteligencia Artificial, emplean modelos difíciles y sistemas neuronales que a partir de grandes corpus de escritos prepara prototipos de habla.

A estas alturas ya seguro que tiene claro cómo encontramos los antónimos de Vehemencia.

Vehemencia y otras palabras – ¿Cuál es la diferencia entre antonimos y sinonimos?

Antónimos – palabras opuestas y sinónimos – palabras similares. La definición es simple, pero ¿de dónde vienen?

El pensamiento de los humanos amerita del entorno para lograr la relación de pares de expresiones, tales como antónimos o sinónimos. Somos preparados para determinar el significado de una palabra observando en el contexto compartido.
Aquí está la clave de lo intrínsecamente humano del léxico en general y de los fenómenos lingüísticos como los antónimos en este caso.

¿Dónde encontramos antónimos?

Pienso que la fuente de los antónimos de mejor calidad que vas a conseguir somos nosotros mismos. La humanidad tiene que ser analizada como una dualidad. Resultamos ser niños o adultos, somos animales o humanos, estamos vivos o muertos. De ese modo hay una especie de contraposición en cada persona.
En el instante en que llegamos al mundo empezamos como un chico. Los pequeños no tienen sentido de la integridad ni cualquier tipo de proceso de pensamiento racional. Se orientan por sus sentimientos e impulsos.
Entonces, con el paso del tiempo resultamos menos emocionales y más lógicos. La demostración más palpable de este razonamiento resulta ser, desde luego, nuestro sistema de educación que nos educa para ser mayores.
Se nos enseña a ser independientes, autónomos, razonables y lógicos.

This div height required for enabling the sticky sidebar