Antonimos

Los antonimos mas usados

Sinónimos de Yeso

/
/
/
1118 Views

↓ ¿Cuáles son los Sinónimos de YESO?

Sinónimos:

  • cal, clarión, tiza, escayola, lechada

Antónimos de YESO – la información más importante

La razón principal para usar los antónimos es la estética del lenguaje.
Antónimos permiten resaltar los contrastes expresados en el idioma. Indican desigualdades en los razonamientos y emociones. Incrementan el vocabulario, aunque el empleo de frases antonímicas casi nunca certifica una expresión precisa. Es importante mencionar que puede ser inútil realizar una expresión de términos opuestos en el entorno de todo el repertorio de significados de una palabra.

De ese modo son todos las palabras y sus antónimos, también los antónimos de Yeso.

Antónimo de YESO – ¿qué es un antónimo?

Ya le hemos explicado cuál es el antónimo a YESO.
Pero, ¿un antónimo es un oximoron?
A veces se confunde a antónimos con los oximorones. Si ha revisado este escrito, probablemente se de cuenta de la distinción entre ellos. Sin embargo, es importante recordar que un oxímoron es la utilización de palabras que no sólo se contradicen entre sí en aspecto de descripción, sino que más que todo una de ellas describe a la otra. Por lo que “camino sobre el fuego y el hielo” es un antónimo, mientras que “el hielo ardiente” se refiere a un oxímoron.
Nos referimos aquí a todas las palabras, también de los antónimos de YESO.

¿Cómo buscamos los antónimos de Yeso?

Lo primordial que se debe tener en consideración es que muchos términos se utilizan de diversos modos, entonces una expresión dada puede hacer referencia a distintas situaciones. Pueden estar tratando de hallar antónimos para crear su diccionario, o simplemente pueden  estar tratando de encontrar sinónimos en vez de términos iniciales.

Con la finalidad de poder hacer un libro de glosarios, se necesitan algunas palabras que signifiquen precisamente lo opuesto de otros términos, de manera que cuando la gente requiera encontrar un vocablo puedan conseguir su antónimo.

Aunque, frecuentemente la gente se inventa estas palabras por su cuenta.

YESO y otras palabras – ¿Cuál es la diferencia entre antonimos y sinonimos?

¿Hay algún otro vocablo que se emplee en la misma narración?

La segunda cosa es hallar los vocablos que no gozan de un antagónico explícito, como “ojo”. Se supone que en general (salvo contextos muy delimitados) los parecidos de estos vocablos no existen.

Un sinónimo posee su contrario. Es opuesto – una conclusión que representa el opuesto del significado. Antónimos es el término opuesto. Ejemplos de opuesto son: “caluroso” y “frío”, “alto” y “chico”, “abierto” y “cerrado”. Los antónimos, como los sinónimos, son distinto. Los antónimos podrían derivar de la jerarquía, por ejemplo: “pequeño” y “enorme”, “chavo” y “viejo”, “bajo” y “largo”. En este caso, no significan aptitudes opuestas individuales, sino que son un medio habla de manifestar la gradación. Los pares de palabras opuestas son opuesto añadidos. Al oponerse a los incognitos, la oposición se convierte en una declaración: “el es cónyuge” y “él no es soltero”, “ella no tiene esposo” y “no está casada”. Otra forma de antónimos es la transformación. Los nombramos parejas de vocablos, por ejemplo: “comprar” y “vender”, “irse” y “volver”. “Antónimo” también tiene un contrario. Es la palabra “sinónimo”.

¿En qué momento aprenden los chicos los antónimos de Yeso y otras palabras?

Los chicos primero que nada aprenden a distinguir los conceptos y luego a catalogarlos.
Comprenden su propio sistema de comunicación, sus preferencias alimenticias y los componentes de su entorno familiar. El protocolo de aprendizaje suele ser lento, pero permite al pequeño hacer un banco de datos personal de conocimientos que podrían utilizarse para la toma de decisiones o la solución de problemas.
Sin embargo el lenguaje se aprende mediante la repetición y la memorización. Los niños no les es posible comprender el significado de las palabras hasta que no están acostumbrados con el sentido de otros términos.

¿Por qué deberíamos saber las palabras opuestas de YESO y otras palabras?

Entender los antónimos es ver el entorno desde una perspectiva diferente. Nos permite comprender que podemos estar en lo incorrecto en relación a lo que imaginamos, y ver las cosas de un estilo distinto a como se comprende en un tiempo dado.

Sea cual sea el tipo conocimiento, ser apto para valorar lo provechoso y lo dañino es relevante. En tal sentido, esto puede ser utilizado como una forma de saber que las cosas habitualmente pueden ser diferentes a como se cree en esta época.

Se podría hablar que comprender los antónimos es un método para ampliar nuestros límites. Nos permite valorar los aspectos provechosos y nocivos de un par ideas en discusión, y posteriormente alcanzar a una mayor comprensión de la que poseiamos antes.

Según los psicólogos debemos saber el uso de los antónimos porque nos permiten para ver la sociedad desde una visión diferente. Es relevante sopesar los aspectos convenientes y poco provechosos de dos ideas en conflicto.

¿Cómo hallan los lexicógrafos los contrario?

Examinemos la forma en que los seres humanos aprenden un idioma. Originalmente tenemos que aprender un grupo de signos y sus significados para lograr comunicarnos con otras personas. Luego, como adultos, empleamos esos signos dentro de nuestros hábitos continuos aun cuando existan entidades injustas de ruidos o emblemas (por ejemplo, letras y términos elaborados de las letras). Sólo pues se nos instruyó de que una unión de sonidos mantiene un concepto que les otorga sentido.
Imaginemos que pudiéramos aleccionar a los animales a utilizar el lenguaje de las personas. Aprenderían los signos autoritarios y sus significados. Pero, no forzosamente discernirían lo que significan esos términos, porque no se les ha enseñado ni un solo concepto del mundo auténtico detrás de ellas.
Como, si le contáramos a un perro que el término “chuchería” significa comida, así constantemente que perciban el termino “caramelo”, desearán obtener una cosa buena. Más unicamente ya que los humanos les hayan educado que ese signo significaba comida no significa que los caninos entiendan lo que indica.

Lo mismo pasa con los nombres. Los nombres son signos del todo arbitrarios que los humanos han aprendido a asociar con una persona o elemento. Los términos no presentan una connotación permanente en si misma, aunque debido a que se nos enseñó que significan algo, cuando oímos un nombre le damos un sentido.
Aquí es donde entra el significado de antónimos. Un antónimo es un término que dispone de una connotación contraria a otro término, y logra ser usado igual que un medio para distinguir lo que significan las expresiones.

This div height required for enabling the sticky sidebar