adplus-dvertising
Antonimos

Los antonimos mas usados

Antónimos de Lozania

/
/
/
187 Views

↓ ¿Cuáles son los antónimos de LOZANIA?

Los antónimos de Lozania son

Antónimos de Lozania – lo que debes saber


El planeta está construido de contrastes. En el globo localizamos direcciones geográficas opuestas: norte-sur, este-oeste. Siguiendo esta división, a menudo utilizamos la oración “algo se encuentra en los polos opuestos”. Ni es raro emplear expresiones que combinamos en pares contrarios: “positivo – negativo”, “comienzo – final”, “dos caras de una moneda”, “anverso – reverso”.

Frecuentemente estas oposiciones surgen en diversos sistemas de signos. Como ejemplo, en el argot matemático contamos los valores positivo y negativo”, y en los semáforos el aviso “permitido – no autorizado”, que se manifesta por la desigualdad de colores verde – rojo. Algunos de estos pares de términos pueden incluso ser evaluados como positivos o negativos: bueno – malo. Y si no posee tales significados escritos en las palabras, la evaluación está en las asociaciones.

En este apartado conoceremos de las palabras y definiciones opuestas, no solo sobre antónimos de Lozania, pero de cualquier otra palabra española. Dicha comparación en el lenguaje se denota contradicción o negación.

Así son todos las palabras y sus antónimos, también los antónimos de Lozania.

Antónimo de LOZANIA – ¿qué es un antónimo?


Una vez conocido cuál es el antónimo a Lozania, nos podemos preguntar en qué forma aprende la gente los antónimos.
La mayoría de la gente parece aprender los antónimos por medio de la repetición. Si se exponen repetidamente las palabras, y después se les presenta lo contrario a esta palabra, con el tiempo comenzarán a ver cómo las palabras indican conceptos contrarios. Esto resulta para la mayoría de los antónimos. El problema de retener antónimos por la repetición, es que lleva bastante tiempo asimilarlos uno por uno en la vida cotidiana. Por ello en las escuelas se fomenta la lectura e igualmente al estudio del idioma. Hablamos de todas las palabras, también de los antónimos de LOZANIA

Otro problema de la utilización de lo repetitivo como estrategia de aprendizaje es que personas suelen estar expuestas a antónimos en circunstancias en las que resulta complejo saber si el término que se está escuchando indica lo opuesto de otra.

¿Cómo recopilamos los antónimos de LOZANIA?


Los filólogos reúnen diccionarios de antónimos continuando el mismo procedimiento que el usado para la recopilación de cualquier glosario.
Es realmente un procedimiento bastante simple de reunir palabras, anotar cuáles son términos opuestos y posteriormente recopilar el registro de términos opuestos.
Es un método simple, verdaderamente. Simplemente compilar palabras y anotar cuáles son antónimos.

Y así para casi todas las palabras del diccionario.

En conclusión, este procedimiento funcionaría bien para compendiar diccionarios de antónimos, porque es completo e incluye los pasos necesarios.

Lozania y otras palabras – Sinónimos y antónimos – cuál es la diferencia


Por ejemplo, dada el vocablo de entrada “grande”, investigaría las frases más relacionadas a ella: basándose en su reiteración en el discurso y otros factores. Así hallamos que las mejores coincidencias son: grande, gigantesco, enorme. Hecho esto, pasamos a buscar contrarios, del mismo modo, con un ejercicio mecánico e inteligencia artificial. Así que rápidamente crearía un modelo de cómo la humanidad deduce estas palabras, por ejemplo que son antónimos entre sí.

Seguidamente sabría utilizar este tipo para considerar si hay algún patrón en el empleo de las palabras que indique un sinónimo y antónimo.

¿Qué dice la gramática sobre los antónimos de LOZANIA y otras palabras?

Es indudable que hay muchos pares de palabras que nos presentan la angosta conexión entre los lenguajes y la realidad. Varios de estos emparejamientos no sólo existen en inglés, sino también en otros lenguajes. Esto es debido a que todas las mentes humanas encaran problemas iguales cuando tratan de comprender el mundo que los envuelve. Puedo mostrarles varios ejemplos. Por ejemplo, cuando nos referimos a el espacio, la palabra “dentro” es antónima a la el vocablo “fuera”. Esto nos manifiesta que para todos nosotros normalmente existe algo dentro y algo fuera. Lo sabemos porque siempre que pretendemos entender el entorno solemos utilizar términos como las mencionadas.

Otro ejemplo es “feliz” y “triste”. Aquí los vocablos nos manifiestan que hay dos tipos distintos de sentimientos. Lo sabemos ya que no podemos pensar los dos al mismo tiempo.
Esta no es la explicación entera. Podemos seguir con estos antónimos para siempre.

¿Por qué deberíamos dominar las palabras opuestas de Lozania y otras palabras?


La definición de antónimos es sumamente importante desde el punto de vista de los especialistas del lenguaje, pero también para dramaturgos, e incluso para los psicólogos. La percepción y la definición de los verbos opuestos es algo que las personas han elaborado para ellos mismos a medida que se desarrolla su lenguaje y los procesos de reflexión.

Es un asunto relevante el cómo se ha inventado un estilo de comunicación que funciona para el colectivo, y facilita entender y estructurar el mundo. Por ejemplo, mientras que las personas evolucionaron ameritaron ser aptos para explicar el hábitat, por lo que inventaron términos contrarios como frío y calor. Estos son conceptos con los que podemos describir evidentemente una coyuntura.

Lo mismo se ajusta a la definición de antónimos. Es un modo de narrar algo con términos, para que podamos comunicarnos sobre ello.
El enredo es que esto no actúa así para las maquinas. No es simple programar un ordenador para que reconozca perfectamente las relaciones opuestas de diverso peldaño entre las expresiones.
Las personas no son androides, igualmente que la creación de los antónimos es un término humano que no procede para los computadores. Un robot no puede ser señalado como algo que es lo contradictorio a otra cosa.

¿Cómo encuentran los lexicógrafos los antónimos?

Contemplemos la manera en que las personas estudian un idioma. Primordialmente tenemos que aprender un grupo de símbolos y sus connotaciones para poder tratar con otras personas. Después, como personas maduras, utilizamos esos símbolos en el interior de nuestros hábitos cotidianos a pesar de que sean agrupaciones arbitrarias de ruidos o símbolos (por ejemplo, letras y términos elaborados de estas escrituras). Sólo porque se nos instruyó de que una conjugación de sonidos mantiene un concepto que les da una lectura.
Supongamos que consiguiéramos aleccionar a los animales a usar el idioma humano. Memorizarían los símbolos injustos y sus significados. Sin embargo, no necesariamente comprenderían lo que representan esos términos, porque no se les ha adiestrado ni un solo concepto del mundo real detrás de ellas.
Por ejemplo, si le dijéramos a un canino que el término “caramelo” representa alimento, así siempre que perciban la palabra “golosina”, querrán obtener una cosa buena. Pero unicamente ya que las personas les hayan educado que ese símbolo representaba comida no significa que los perros deduzcan lo que es.

Igual ocurre con las denominaciones. Los nombres son signos totalmente autoritarios que las personas han entendido como relacionar con el hombre u objeto. Los términos no presentan una connotación inherente en si misma, aunque en vista de que se nos enseñó que es algo, en el momento que escuchamos una designación le damos algún sentido.
Aquí es donde queda el significado de antónimos. Un antónimo es una expresión que posee una connotación contraria a otro término, y llega a ser utilizado como un medio para distinguir lo que indican las expresiones.

This div height required for enabling the sticky sidebar

Esta web usa cookies para mejorar la experiencia del usuario. Acepta las cookies por seguir usando el sitio web.

Politica de Privacidad