Antonimos

Los antonimos mas usados

Antónimos de Lucidez

/
/
/
1736 Views

↓ ¿Cuáles son los antónimos de LUCIDEZ?

Antonimos:

  • ofuscación, simplicidad

Antónimos de LUCIDEZ – lo que debes saber

La tierra está construida de contrastes. En el globo terráqueo encontramos direcciones geográficas opuestas: este-oeste, norte-sur. Siguiendo esta separación, a menudo utilizamos la frase “algo se encuentra en los polos opuestos”. Ni es extraño emplear palabras que juntamos en pares opuestos: “anverso – reverso”, “dos caras de una moneda”, “comienzo – final”, “positivo – negativo”.

Con frecuencia estas oposiciones surgen en diferentes sistemas de símbolos. Por ejemplo, en el argot matemático disponemos los valores positivo y negativo”, y en los semáforos el aviso “autorizado – no permitido”, que se expresa por la diferencia de colores verde – rojo. Unos de estos pares de términos logran incluso ser examinados como negativos o positivos: malo – bueno. Y si no tiene tales significados escritos en las expresiones, la evaluación aparece en las asociaciones.

En esta parte entenderemos de las palabras y definiciones opuestas, no solo sobre antónimos de LUCIDEZ, pero de cualquier otra palabra castellana. Dicho contraste en la lengua se nombra negación o contradicción.

Así son todos las palabras y sus antónimos, también los antónimos de Lucidez.

Antónimo de Lucidez – ¿qué es un antónimo?

Una vez explicado cuál es el término opuesto de Lucidez, nos podríamos plantar una pregunta sobre en qué forma se enseña los antónimos.

La mayor parte de la gente parece aprender los antónimos de la forma que estudian los sustantivos, asociándolos con sus opuestos. Otra forma en que la gente aprende antónimos es haciendo un modelo mental de lo que significan cada palabra. Por ejemplo, cuando se aprende la expresión “caliente”, se puede visualizar algo que se detalla como una llama, y luego asumir que “frío” es “no llama”. Esto es como casi todos los niños aparentemente aprenden esas palabras. Hablamos de todas las palabras, también de los antónimos de LUCIDEZ

El modo en que la gente parece estudiar los antónimos es limitada e ineficaz, ya que necesita que la gente tenga una experiencia repetitiva en ambas palabras a lo largo de varios años, antes que pueda entender la conexión entre ellas.

¿Cómo buscamos los antónimos de LUCIDEZ?

Lo primero que hay que tomar en cuenta es que bastantes vocablos se emplean de varias maneras, entonces una palabra dada podría referirse a distintas situaciones. Podrían estar tratando de hallar antónimos para hacer su libro de glosarios, o solo podrían  estar buscando sinónimos en vez de palabras originales.

Para poder crear un libro de glosarios, se precisan varios vocablos que quieran decir exactamente lo opuesto de otras palabras, de manera que en el momento en que las personas busquen un vocablo puedan encontrar su antónimo.

No obstante, frecuentemente la gente se inventa estos antónimos por sí misma.

LUCIDEZ y otras palabras – ¿Cuál es la diferencia entre antonimos y sinonimos?

¿Hay alguna otra palabra que se utilice en la misma narración?

La segunda cosa es buscar las palabras que no gozan de un opuesto explícito, como “nariz”. Se cree que en general (salvo contextos muy delimitados) los iguales de estas palabras no existen.

Un sinónimo tiene su opuesto. Es antonimos – un término que alcanza el inverso del significado. Opuesto es el término opuesto. Ejemplos de contrario son: “caliente” y “fresco”, “alto” y “chico”, “abierto” y “tapado”. Los opuesto, como los sinónimos, son distinto. Los opuestos pueden resultar de la gradación, por ejemplo: “pequeño” y “grande”, “joven” y “anciano”, “bajo” y “alto”. En este caso, no significan aptitudes contrarias individuales, sino que son un canal léxico de expresar la gradación. Los pares de vocablos contrarias son antónimos complementarios. Al oponerse a los anonimatos, la oposición se convierte en una exposición: “él está casado” y “él no es soltero”, “ella es soltera” y “no está casada”. Otra manera de antónimos es la transformación. Los nombramos parejas de palabras, por ejemplo: “adquirir” y “despachar”, “irse” y “volver”. “Antónimo” también tiene un opuesto. Es la palabra “sinónimo”.

¿Qué dice la gramática sobre los antónimos de LUCIDEZ y otras palabras?

Es indiscutible que existen varios dúos de términos que nos presentan la angosta conexión entre los idiomas y la verdad. Demasiados de estos emparejamientos no sólo están en inglés, sino también en otros idiomas. Esto es debido a que todas las mentes humanas encaran problemas iguales cuando tratan de comprender el entorno que les rodea. Puedo darles unos cuantos ejemplos. Por ejemplo, cuando nos referimos a el entorno, la palabra “dentro” es antónima a la la palabra “fuera”. Esto nos dice que para todos nosotros siempre existe algo dentro y algo fuera. Lo comprendemos porque cada vez que tratamos considerar el entorno tenemos que utilizar vocablos como las mencionadas.

Otro ejemplo es “feliz” y “triste”. Aquí los vocablos nos manifiestan que existen dos tipos diferentes de sensaciones. Lo entendemos ya que no podemos percibir los dos al mismo tiempo.
Esta no es la historia entera. Podemos seguir con estos términos opuestos para siempre.

¿Por qué deberíamos entender las palabras contrarias de LUCIDEZ y otras palabras?

Entender los antónimos es concebir el mundo desde una perspectiva diferente. Nos ayuda comprender que podemos estar errados en relación a lo que ideamos, y ver las cosas de una manera desigual a como se entienden en un tiempo dado.

Sin importar el tipo de conocimiento, ser apto para distinguir lo bueno y lo malo es relevante. De cierta forma, esto puede ser empleado como un modo de entender que las cosas habitualmente pueden ser diversas a como se cree actualmente.

Es posible decir que dominar los antónimos es una manera para aumentar nuestros propósitos. Nos permite ponderar los aspectos beneficiosos y nocivos de un par ideas en discusión, y luego alcanzar a una mas clara comprensión de la que poseiamos anteriormente.

Según los psicólogos tenemos que conocer el uso de los antónimos porque nos capacitan para ver el entorno desde un panorama desigual. Es interesante diferenciar los aspectos convenientes y negativos de dos ideas contrapuestas.

opuesto y la ciencia

Un buen ejemplo de antinomia es la contradicción del mentiroso que asiente cualquier cosa en este sentido: “Lo que expreso es mentira” . Sin embargo, si le comento esta oración para que se vea falsa, entonces por definición no puede ser verdadera, sin embargo sí lo es, si lo que comento es mentira… Una paradoja. La paradoja del mentiroso es una paradoja autorreferencial que se podría dictar de la siguiente manera: Esta exposición (o proposición) es mentira. La frase es obviamente verdadera o falsa, pero si es real por lo tanto lo que comenta debe ser falso, y viceversa.

¿Para qué utilizamos antónimos?

Un contrario es una frase que posee el termino opuesto al de otras vocablos. Por ejemplo, “grande” y “diminuto” son contrarios, al igual que bastantes palabras en inglés como “bondadoso” y “malvado”, o “agradable” y “despiadado”.
Su interrogante de “¿Por qué utilizamos opuesto ?” es una interrogante que invita a la reflexión, y hay que decir que hay varias respuestas posibles. Una solución sería porque si desea informar con exactitud lo que quiere decir con las palabras, entonces puede ser muy útil proporcionar el significado opuesto usando otra palabra o frase.

Tenemos que comprender los contrarios puesto que consiguen ser muy beneficiosos. Por ejemplo, con frecuencia es factible encontrar si una expresión dispone un contrario únicamente contemplando la expresión misma (logramos realizarlo no sólo con palabras sino también con varias formas de comunicaciones como frases y enunciados). El motivo por lo que es provechoso entender el contrario de un término en concreto reside en la acción de que los contrarios tienen notables similitudes además de sus diferencias. Examinaremos estas semejanzas.
Un parecido entre los opuestos es que los dos representan un conglomerado absoluto y cercado. Es, por así decirlo, los dos extremos de una imagen (la excepción en esto son las expresiones con diversos opuestos).
Otra similitud entre los opuestos es que uno y otro alcanzan a ser empleados en iguales contextos. Muchas palabras poseen gran cantidad de connotaciones y por consiguiente múltiples ambientes de empleo.

De ese modo, aunque se tienen cantidad de desigualdades entre los términos distintos y las expresiones no antonómicas por igual, asimismo hay varias similitudes.
Así que en conclusión, debemos aprender los opuestos, porque pueden a ser muy beneficioso.

This div height required for enabling the sticky sidebar