Antonimos

Los antonimos mas usados

Antónimos de Lucido

/
/
/
698 Views

↓ ¿Cuáles son los antónimos de LUCIDO?

Antonimos:

  • feo, flaco

Antónimos de LUCIDO – la información que debes saber

Una de las razones para utilizar los antónimos es la estética del lenguaje.
Antónimos permiten resaltar los contrastes expuestos en el idioma. Señalan diferencias en el raciocinio y emociones. Potencian el léxico, aunque el uso de frases antonímicas no siempre certifica una frase adecuada. Es importante mencionar que puede ser imposible realizar una expresión de antónimos en el entorno de toda la variedad de significados de una palabra.

De ese modo funcionan todos las palabras y sus antónimos, también los antónimos de LUCIDO.

Lucido y su antónimo

Una vez aclarado cuál es el término opuesto de LUCIDO, nos podemos preguntar cómo aprendemos los antónimos.

La mayor parte de las personas parecen estudiar los antónimos de la manera que estudian los sustantivos, vinculándolos con sus contrarios. Otra forma en que la gente aprende antónimos es haciendo un modelo mental de la significación de cada palabra. Por ejemplo, en el momento en que se memoriza la palabra “caliente”, se logra imaginar algo que se detalla como una llama, y después aceptar que “frío” indica “no llama”. Así es como la mayoría de los niños aparentemente aprenden estas palabras. Hablamos de todas las palabras, también de los antónimos de LUCIDO

El modo en que la gente parece aprender los antónimos es corta e ineficiente, ya que precisa que la gente tenga una exposición repetitiva en las dos palabras en muchos años, antes que consiga comprender el vínculo entre ellas.

¿Cómo recopilamos los antónimos de LUCIDO?

Lo más importante que se debe tener en cuenta es que diversos vocablos se emplean de distintas formas, entonces un término dado puede hacer referencia a diversas situaciones. Pueden estar investigando antónimos para preparar su libro de antónimos, o solamente pueden  estar investigando sinónimos en vez de expresiones originales.

Para poder hacer un libro de sinónimos, se requieren varias expresiones que quieran decir precisamente lo opuesto de otros términos, de manera que cuando la gente requiera hallar un vocablo puedan hallar su antónimo.

Aunque, habitualmente la gente se inventa estos términos por su cuenta.

LUCIDO y otras palabras – ¿Cuál es la diferencia entre antonimos y sinonimos?

¿Hay alguna otra frase que se aproveche en la misma narración?

La segunda cosa es buscar las frases que no ostentan un antagónico evidente, como “ojo”. Se supone que en general (salvo contextos muy determinados) los parecidos de estos vocablos no existen.

Un sinónimo tiene su contrario. Es antonimos – una conclusión que alcanza el inverso del significado. Opuesto es el significado contrario. Ejemplos de contrario son: “caliente” y “fresco”, “alto” y “chico”, “destapado” y “cerrado”. Los contrario, como los iguales, son distinto. Los opuestos podrían derivar de la jerarquía, por ejemplo: “chico” y “enorme”, “joven” y “viejo”, “pequeño” y “alto”. En esta ocasión, no significan aptitudes opuestas independientes, sino que son un medio léxico de expresar la jerarquía. Los pares de vocablos contrarias son contrario complementarios. Al objetar a los incognitos, la negación se cambia en una exposición: “el es cónyuge” y “el no es solterón, “ella no tiene esposo” y “no tiene esposo”. Otra manera de opuesto es la conversión. Los llamamos parejas de palabras, por ejemplo: “comprar” y “vender”, “irse” y “volver”. “Antónimo” asimismo tiene un contrario. Es la palabra “sinónimo”.

¿En qué momento comprenden los niños los antónimos de Lucido y otras palabras?

Los pequeños en primer lugar aprenden a distinguir las definiciones y después categorizarlos.
Comprenden su propio lenguaje, sus predilecciones alimenticias y los miembros de su familia. El protocolo de crecimiento habitualmente es pausado, aunque permite al niño realizar un listado exclusivo de habilidades que puede emplearse para las elecciones o la resolución de problemas.
Aunque la comunicación se aprende mediante la repetitividad y la memorización. Los niños no podrían entender el significado de los vocablos hasta que no están habituados con la acepción de otras palabras.

¿Por qué deberíamos conocer las palabras contrarias de LUCIDO y otras palabras?

La definición de antónimos es ampliamente relevante desde la visión de los especialistas del lenguaje, pero igualmente para escritores, e incluso para los psicólogos. La idea y el concepto de los vocablos antagónicos es algo que las personas han construido para ellos mismos a medida que se transformaba su lenguaje y los procesos de reflexión.

Es un tema importante el cómo se ha estructurado un léxico que funciona para nosotros, y permite comprender y ordenar el planeta. Por ejemplo, mientras que las personas se transformaron requirieron ser preparados para explicar el entorno, así que crearon términos contradictorios como frío y calor. Esos son explicaciones con los que podemos describir claramente una circunstancia.

Esto también se aplica al concepto de antónimos. Es un método de explicar algo con expresiones, para que podamos hablar sobre ello.
El dilema es que esto no trabaja así para las computadoras. No es sencillo programar un computador para que reconozca bien las relaciones contrarias de diferente grado entre los vocablos.
Los humanos no son robot, por lo tanto que la creación de los antónimos es un término humano que no opera para los ordenadores. Un robot no tiene ser descrito como algo que es lo opuesto a otra cosa.

opuesto y la ciencia

Un buen paradigma de antinomia es la paradoja del embustero que afirma algo en este sentido: “Lo que digo es falso” . Aunque, si le comento esta oración para que parezca de mentira, entonces por definición no puede ser verdadera, sin embargo sí lo es, si lo que comento es falso… Una paradoja. La contradicción del farsante es una contradicción autorreferencial que se podría enunciar de la siguiente manera: Esta declaración (o proposición) es falsa. La frase es obviamente verdadera o falsa, pero si es verdadera por lo tanto lo que dice debe ser falso, y viceversa.

¿Para qué utilizamos antónimos?

Un contrario es una palabra que posee el significado opuesto al de otras palabras. Por ejemplo, “enorme” y “pequeño” son contrarios, al igual que bastantes vocablos en inglés como “bondadoso” y “maligno”, o “agradable” y “cruel”.
Su pregunta de “¿Por qué utilizamos antónimos ?” es una pregunta que invita a la reflexión, y hay que decir que experiencia diferentes respuestas posibles. Una solución sería porque si desea notificar con precisión lo que deseas decir con las palabras, entonces logras ser muy valioso dar el concepto opuesto utilizando otra palabra o frase.

Tenemos que conocer los opuestos porque logran ser muy favorables. Como, con frecuencia es viable encontrar si una palabra tiene un opuesto solo viendo el término mismo (conseguimos hacerlo no sólo con términos e igualmente con otras maneras de estilos como proposiciones y enunciados). El motivo por lo cual es provechoso conocer el contrario de una expresión dada radica en el caso de que los opuestos contienen valiosas similitudes además de sus diferencias. Analizaremos estas semejanzas.
Una semejanza entre los contrarios es que los dos representan un compuesto completo y encerrado. Es, por así decirlo, las dos puntas de una visión (la singularidad aquí son las expresiones con diversos antónimos).
Otra similitud entre los contrarios es que ambos tienden a ser empleados en los mismos ámbitos. Varias expresiones tienen un montón de conceptos y en consecuencia un montón de entornos de utilización.

De ese modo, no obstante hay muchas diferencias entre los términos distintos y las expresiones no antonómicas igualmente, asimismo se tienen varias similitudes.
En fin, debemos estudiar los contrarios, ya que son muy ventajosos.

This div height required for enabling the sticky sidebar