Antonimos

Los antonimos mas usados

Antónimos de Preciosidad

/
/
/
366 Views

↓ ¿Cuáles son los antónimos de PRECIOSIDAD?

Los antónimos de Preciosidad son

Antónimos de PRECIOSIDAD – la información que debes saber


La razón principal para utilizar los antónimos es la estilística.
Los términos opuestos ayudan a realzar las diferencias expuestas en el idioma. Señalan desigualdades en el raciocinio y emociones. Potencian el léxico, sin embargo el manejo de expresiones antonímicas no siempre garantiza una frase precisa. Vale la pena acotar que puede ser utópico realizar una expresión de términos opuestos en el entorno de toda la gama de definiciones de una palabra.

Así son todos las palabras y sus antónimos, también los antónimos de Preciosidad.

Antónimo de PRECIOSIDAD – ¿qué es un antónimo?


Ya sabe cuál es el antónimo de PRECIOSIDAD.
Pero, ¿un antónimo es lo mismo que oxímoron?
En muchas ocasiones se confunde a antónimos con los oximorones. Si ha repasado este escrito, probablemente se de cuenta de la diferencia entre ellos. Aunque, vale la pena mencionar que un oxímoron es la utilización de expresiones que no sólo se refutan entre sí en términos de descripción, sino que más que todo una de ellas describe a la otra. Por lo que “camino sobre el fuego y el hielo” es un antónimo, entretanto “el hielo ardiente” se refiere a un oxímoron.
Nos referimos aquí a todas las palabras, también de los antónimos de Preciosidad.

¿Cómo buscamos los antónimos de PRECIOSIDAD?


Primeramente, un lexicógrafo ubica palabras opuestas de la manera como lo realizaría un pensamiento inquisidor. Observan y contrastan expresiones con significados similares hasta que descubren eso que las hace distintas y por esa razón su opuesto.

Una sección del problema de conseguir palabras contrarias es seleccionar una expresión lo convenientemente común para que comprenda el conjunto de los conceptos de un término concreto.

Así mismo resulta muy arduo hallar antónimos para varios vocablos.

No es simple encontrar antónimos para las palabras. Para algunas palabras, lo contrario ni siquiera se puede hallar.

Por ejemplo, ¿qué se define como lo inverso a existir?

Bueno, este contexto existe otro ejemplo de una palabra que no tiene un contrario. ¿Qué es lo inverso al tiempo?

PRECIOSIDAD y otras palabras – Antónimos y sinónimos – en qué se diferencian


Por ejemplo, dada el vocablo de entrada “grande”, indagaría las palabras más relacionadas a ella: basándose en su frecuencia en el discurso y otros elementos. Así acertamos que las mejores coincidencias son: grandioso, gigantesco, enorme. Hecho esto, pasamos a averiguar opuestos, del mismo modo, con un adiestramiento automático e inteligencia artificial. Así que prontamente formaría un modelo de cómo la humanidad relaciona estas frases, verbigracia que son contrarios entre sí.

Posteriormente lograría tratar este tipo para distinguir si hay algún patrón en el empleo de los vocablos que enseñe un sinónimo y contrario.

¿Qué manifiesta la filología sobre los términos opuestos de Preciosidad y otras palabras?

Es indudable que existen varios pares de términos que nos muestran la estrecha unión entre los idiomas y la verdad. Muchos de estos emparejamientos no sólo están en inglés, sino también en otros idiomas. Esto es debido a que todos los intelectos humanos encaran inconvenientes similares cuando tratan de entender el entorno que los envuelve. Puedo mostrarles varios ejemplos. Por ejemplo, cuando nos referimos a el espacio, la palabra “dentro” es opuesta a la la palabra “fuera”. Esto nos dice que para todos nosotros normalmente existe algo dentro y algo fuera. Lo comprendemos porque siempre que tratamos entender el espacio frecuentamos emplear palabras como las mencionadas.

Otro ejemplo es “feliz” y “triste”. En este caso las palabras nos expresan que existen 2 tipos diferentes de sensaciones. Lo entendemos ya que no podemos pensar ambos al mismo momento.
Esta no es la historia entera. Podemos seguir con estos términos opuestos por largo tiempo.

¿Por qué deberíamos conocer las palabras contrarias de Preciosidad y otras palabras?


La definición de antónimos es muy relevante desde el punto de vista de los lingüistas, pero asimismo para dramaturgos, e inclusive para los psicólogos. La percepción y la definición de los términos contrarios es algo que las personas han elaborado para ellos mismos a medida que se desarrolla su lenguaje y los procedimientos de reflexión.

Es un asunto interesante el cómo hemos creado un estilo de comunicación que es útil para nosotros, y ayuda a conocer y sistematizar el planeta. Por ejemplo, mientras que los humanos se transformaron necesitaron ser competentes para explicar el hábitat, por lo que fomentaron términos opuestos como frío y calor. Estos son conceptos con los que podemos narrar evidentemente una situación.

Igualmente se aplica a la definición de antónimos. Es una manera de narrar algo con vocablos, para que podamos comunicarnos sobre ello.
El dilema es que esto no funciona así para las maquinas. No es sencillo programar un computador para que reconozca exactamente las asociaciones contrarias de diverso peldaño entre las palabras.
Las personas no son computadoras, por lo tanto que la concepción de los antónimos es un significado humano que no procede para los pc. Un robot no puede ser explicado como algo que es lo antagónico a otra cosa.

¿Cómo hallan los lexicógrafos los contrario?

Consideremos la forma en que las personas aprenden un lenguaje. Primero debemos estudiar un grupo de emblemas y sus significados a fin de poder tratar con otras personas. Después, como personas maduras, empleamos esos emblemas dentro de nuestras costumbres diarias a pesar de que existan entidades injustas de sonidos o signos (como, letras y términos elaborados de las escrituras). Solamente pues se nos enseñó que alguna unión de ruidos engloba un significado que les proporciona sentido.
Imaginemos que consiguiéramos aleccionar a los animales a emplear el idioma del hombre. Aplicarían los signos injustos y sus connotaciones. Ahora, no forzosamente comprenderían lo que denotan esos términos, porque no se les ha aleccionado ningún concepto del mundo cierto detrás de ellas.
Por ejemplo, si le contáramos a un canino que la palabra “golosina” significa alimento, así constantemente que oigan el termino “chuchería”, esperarán recibir una cosa agradable. Pero solamente porque las personas les hayan enseñado que ese signo significaba comida no significa que los caninos deduzcan lo que es.

Igual pasa con las designaciones. Las denominaciones son emblemas totalmente autoritarios que los humanos han aprendido a relacionar con el hombre u objeto. Los términos no presentan una connotación inherente en si misma, pero en vista de que se nos enseñó que indican una cosa, cuando oímos un nombre le damos un significado.
En esta ocasión es donde queda el significado de antónimos. Un antónimo es un término que posee un concepto opuesto a otro término, y llega a ser usado como una herramienta para comprender lo que significan los términos.

This div height required for enabling the sticky sidebar